domingo, abril 17, 2005

Mamita, sacudime el canelón, que te baño en salsa blanca.

Esto dijo seguramente el protagonista de la anécdota que voy a pasar a comentar, la misma fue publicada en la página de la Orden del Loto por el administrador adjunto Nakarius Y siempre estuve pensando en ponerla en ese lugar. El mensaje es el siguiente:


"Para que se rían un rato: Hoy fui a trabajar y cuando llegué le pregunte a la recepcionista como andaba (se suponía que dijera "bien" y yo dijera "me alegro" y me pudiera ir a tomar un café) y me contó que su novio y que le hizo un pete en la calle y que pasaba gente y que le mordió la... bue, se entiende. Para que mierda se pregunta "como andas?"? de ahora en más digo "todo bien, no?" y sigo camino.
NaKaRiUS"


A lo cual recibió estas dos respuestas:


"Es más de lo que quería saber de tu recepcionista.... En fin, los peligros de la comunicación oficinística...." Psicoalias


Y para ponerle la frutilla al postre, mi respuesta:


"Digo yo, será muy chancha para comer o me parece? Dejalo así, no espero una respuesta. Coincido con Psicoalias, es más de lo que todos queriamos saber de..." Ichinen


Y sí, es más de lo que quería saber de la chica, pero no más de lo que quisiera hacer con ella.


Fantasias pervertidas de ayer y hoy presentó...

3 comentarios:

lady God-Diva dijo...

quién podría negarse a una señorita bien dispuesta a semejantes actividades en plena vía pública.............

infrapetero dijo...

YO

Ichinen dijo...

Y yo se por que lo harias Infrapetero.